top of page

Negritud y cuerpes menstruantes: 4to Encuentro Latinoamericano de activismos menstruales

Actualizado: 30 jun 2023




Compartimos con ustedes la presentación realizada por L'Orangelis Thomas Negrón de Matrilíneo y Dania Warhol de EspicyNipples para 4to Encuentro Latinoamericano de educación, salud y activismos menstruales.

Agradecemos enormemente lxs apoyos de las personas negrxs que estuvieron participando de este espacio, sin ustedes, nada. #EspicyNipples #RedTransfeminista #TransfeministMedia #CulturaTransfeminista #Conspisanando #NosTenemos


Aquí puedes ver las piezas de la exhibición de Cíclica que se llevó a cabo durante este encuentro.


También, puedes escuchar nuestra experiencia en tiempo real participando de este encuentro en nuestrx episodio 6 de Black Sunday Love.


Transcripción por Lucca de Leading Sub Services


LTN: ¡¿Dónde está la gente [no escucho por el aplauso] en este encuentro?! ¡Una buya. una buya! Si están por ahí y se quieren acercar, para vernos. Las personas negras que están en el espacio, si se quieren acercar para vernos mejor las caras, sabernos, conocernos, reconocer que estamos aquí. Adelante. Si hay personas blancas que quieran ceder su espacio, por favor, hagamos esas movidas.


Buenas tarde, soy L’Orangelis Thomas Negrón, de Santurce, Puerto Rico. Mis pronombres son ella/elle.


D: Mi nombre es Dania, me llaman Betún. Mis pronombres son elle. Soy de Arroyo, en el sur de Puerto Rico. La playa, el Caribe, el calentón.


LTN: Yo vivo con VIH, soy hija de personas migrantes y llevo menos de la mitad de mi vida apalabrándome como una persona negra. Comparto esto porque, como personas negras, no siempre tenemos el poder de nombrarnos, apalabrarnos y visibilizarnos de esa forma. Mirarnos a la cara, reconocernos, inspirarnos, sabernos. Acompañarnos a construir poder y hacer nuestros espacios es super valioso para mí. Es lo que está alimentando el trabajo que estoy haciendo. Reconocerme desde ahí para mirarme y entender mi racismo internalizado, las dinámicas raciales que experimentamos para transformarme yo y transformar mi entorno. Mi realidad material, social, menstrual, espiritual ha sido la procesa que he tenido durante estos años y también me ha enseñado a que yo no tengo la obligación de recibir lo que la gente me quiera dar y que me toca exigir más. Nos merecemos mucho más, lo merecemos todo.


Actualmente el trabajo que estoy realizando va dedicado a personas negras y afrodescendientes y personas que están viviendo en el sur de Puerto Rico. Algo que no se narra en la historia de las personas negras es que esa historia ha sido contada por personas blancas. Es que las personas negras siempre hemos sido desplazadas a las costas. A costa sur de Puerto Rico, le debemos una deuda histórica, no tan solo porque fue por donde se generó la invasión americana, sino también porque históricamente fue una región donde hubo y donde todavía quedan estructuras antiguas de haciendas azucareras de mano de obra barata, principalmente realizada por personas negras. Ahora en la actualidad, con el racismo ambiental, mucha fábrica y mucha de la contaminación se da en comunidades costeras que han sido históricamente racializadas. Esto ha generado que muchas personas menstruantes en el sur de Puerto Rico tengan diversas enfermedades uterinas. Así que mi trabajo ahora mismo lo estoy dirigiendo hacia ello.

También, continuando con la conversación que empezamos ayer, cuando hablamos del cambio climático. Las personas menstruantes negras que vivimos en las costas usualmente somos las más afectadas. Es que como personas negras tenemos que hacer nuestros espacios, construir nuestras casas con lo que tenemos con nuestras comunidades y muchas veces esas no son condiciones que nos permitan aguantar los embates del cambio climático. Para mí estar en el Encuentro pasado, que fue en México, habíamos dos personas negras solamente. Entonces, llegar acá a Brasil y después de una conversación con la compañera que nos dejó saber que en Brasil más de la mitad de las personas son personas negras, ver quiénes son las personas que estamos aquí. También habla de cuáles son las conversaciones que se están teniendo en las comunidades, cuál es el trabajo que se está visibilizando, cuáles son las personas con las que estamos colaborando y creando redes. Cuáles son esas dinámicas de trabajo sobre las personas que estamos construyendo entre hacemos trabajo menstrual, sobre todo personas negras.


Algo que quería mencionar, que para mí es importante como personas viviendo con vih sobre la medicalización. Yo he estado medicada y medicalizada desde mis tres años. Para mí, menstruar con dignidad no implica ni deja de implicar la medicalización. Lo que implica es poder decidir y que mi menstruación sea como yo decido o como es accesible para mí. Yo como persona viviendo con VIH el acceso que tengo a manejar mi menstruación es completamente química. Acceder a algo distinto para mí sería un privilegio que no siempre está disponible. También porque muchas veces se piensa que las personas negras aguantamos más dolor y que como que nos dejan ahí esperando o se nos ignora o no se nos toma en serio o se pretende que sigamos aguantando los dolores, el maltrato (muchas veces), la violencia obstétrica. En Puerto Rico es uno de los lugares donde más cesáreas se hacen en el mundo, en Puerto Rico la mayoría de las personas que paren se les pone una fecha “este es el día que vas a parir y llega aquí y ya esta es la que hay.”


Así que el poder decidir como personas negras, como personas racializadas, sobre como queremos manejar nuestra menstruación ha sido lo más revolucionario. Y eso puede ser medicación, no medicación, plantas, hierbas, también porque muchas veces cuando pensamos en todas las alternativas de cuidado muchas de estas alternativas son ancestrales. Vienen desde nuestras comunidades indígenas, afrodescendientes y vemos el blaqueamiento de mucho, de toda la botánica y la herbología. ¿Cómo de momento todas estas cosas que eran completamente normales para las personas negras e indígenas es ahora toda una práctica super new age, holística, [no se escucha] y todo ese lenguaje que le podamos agregar.


También cuando pienso mucho en el trabajo que hacemos, es imposible para mí hablar de la decolonialidad sin hablar de raza, sin hablar de género, sin mencionar que el género es un constructo completamente social. ¿A qué respondemos al final del día con nuestro trabajo, nuestras denuncias, nuestros mensajes y todo lo que hacemos? Somos mayormente las personas negras y las personas racializadas quienes experimentamos la colonización y todas estas prácticas cisheteronormativas. Así que yo, una de las reflexiones que estaba tratando de escribir (que no leí nada de lo que escribí prácticamente) es reconocer que todo eso de lo que hablan, lo acuerpamos históricamente nosotres. Así que también cuando hacemos nuestro trabajo tenemos que reconocer qué cosas yo quiero asumir como persona negra. A mí no me toca necesariamente educar a la gente sobre el racismo, sobre el racismo menstrual, racismo ambiental porque eso es lo que yo vivo día a día. Hay personas que lo asumen, pues chévere, qué bien. Pero no es nuestra obligación ni nuestro deber asumir la educación en estos temas, para otras personas que están haciendo este tipo de trabajo y por el momento lo dejo ahí.


D: Gracias, siempre L'Ora tan precisa. Antes de empezar me gustaría ver si había una persona negra y quisiera hacer una pregunta, este micrófono es nuestre así que siéntase en la confianza de interrumpir. No interrumpir, sino simplemente hacerse sentir. Gracias a las compañeras por moverse para el frente. Yo voy a contextualizar un poco, hablar un par de cosas para que podamos entender en el contexto que gente como L’Ora hace el trabajo político que hace en un país como Puerto Rico que fuimos colonia de España para después ser colonia estadounidense hasta el Sol de hoy. Y donde se tuvo que hacer una campaña antiracista porque en el CENSO que se hizo sobre 90% de la población en Puerto Rico se identificó como blanca. En un país que claramente no es blanco. En ese contexto es que nosotres hacemos trabajo político y que nosotres hablamos de racismo y de género: en un país que no se reconoce ni reconoce a la gente negra. Es un país donde no hay personas negras en espacios de poder político, donde no hay gente negra manejando presupuestos. Así que mientras yo estoy hablando quiero que ustedes se pregunten: cuando hablan de las mujeres ¿de qué mujeres están hablando? Cuando ustedes piensan en organizaciones, ¿cuántas organizaciones lideradas por personas negras usted conoce? No que participe gente negra, sino donde la gente negra tome decisiones, maneje presupuesto, decida la agenda de trabajo. Así que agradezco las compañeras que organizaron este espacio por permitirnos sostener estas conversaciones. 


Yo voy a hablar un poco del proyecto que gesto con otres compañeres en Puerto Rico, pero antes quería sentar las bases de que vamos a estar utilizando lenguaje inclusivo. Estamos utilizando la e porque para nosotres en la colonia, el lenguaje es radical, el lenguaje es lo que construye nuestra experiencia. Así que no hay más nada más decolonial que empezar a apalabrarnos desde nuestras experiencias. Así que si me escuchan hablando así, no se confundan; es que estoy hablando así. 


Entonces en Espicy, yo dirijo un proyecto que se llama EspicyNipples. En español, Pezones Picantes. Es un proyecto que hacemos un montón de cosas, pero nuestra base es documentar nuestras historias. ¿Y para qué documentar? Para conocer cómo se han construido y deconstruido nuestras identidades y cómo hemos resistido al intento de exterminio de nuestra gente, de nuestras prácticas y nuestras culturas. Parte de eso es que no tenemos ni acceso a nuestra propia historia, no en la escuela ni siquiera en la universidad, Nosotres hemos tenido que dedicarnos a ir a las comunidades a recopilar estas historias, de gente que incluso ya no está ni siquiera con nosotres, para nosotres poder irnos en el rol histórico que hemos tenido en nuestra lucha. 


Para empezar, yo soy una persona negra, una persona negra trans, una persona negra transmasculina, una persona negra transmasculina no binaria y todas esas cosas me intersecan por eso las menciono independiente y aparte. Porque este es el sujeto que me está construyendo mis experiencias, no es el sujeto mujer blanco, no es el sujeto mujer eurocéntrico, no es el sujeto mujer definido como una persona que tiene útero y ovarios. ¿Por qué hablar de transfeminismo? Porque para nosotros el transfeminismo parte de la suposición y de la necesidad de que el sujeto mujer hay que erradicarlo. No hay que erradicarlo en el sentido de eliminarlo sino de ver qué de su supuesto nos tienen a nosotres aun sosteniendo conversaciones dentro de un binario que fue construido por un discurso médico para [no se escucha] donde aún las formas como nos comunicamos reproducimos el racismo y construimos ese sujeto desde las mismas prácticas y lenguajes que nos tienen a nosotres construyendo estos espacios para liberarnos. 


Por eso para nosotres es importante hablar de transfeminismo, porque aquí no estamos defendiendo a la mujer. Aquí estamos defendiendo las experiencias que nos han llevado a organizarnos y que ahora por fin las podemos apalabrar fuera del discurso médico, fuera de la patologización de nuestros cuerpos y nuestras experiencias. No somos manuales de nada. 


Eso se lo debemos grandemente al feminismo negro que podamos hablar de interseccionalidad, que podamos hablar de identidades, que podemos hablar de sujetos políticos. Se lo debemos al feminismo negro, así que es importante que entendamos que las bases teóricas que sostienen estos espacios son de mujeres negras aunque ellas no estén aquí. Y digo mujeres negras porque en su momento no existía ni la posibilidad de apalabrarse de otra forma, aunque sus experiencias fueran lo que llamaríamos hoy en día una experiencia trans. ¿Por qué hablar de interseccionalidad? Porque en muchas ocasiones han sido las luchas por los derechos reproductivos, por la autonomía de nuestros cuerpos, del aborto, punta de lanza para promover la exterminación de poblaciones negras empobrecidas viviendo en la montaña y en las costas. Ese ejemplo, como cuando estábamos hablando ayer en Puerto Rico, bajo la bandera de los derechos reproductivos se esterilizo casi toda la población de mujeres pobres en Puerto Rico y esas mujeres no eran mujeres blancas, eran mujeres negras. Sin saberlo y bajo condiciones… bajo la bandera de los derechos reproductivos se probó la píldora anticonceptiva en mujeres negras en Puerto Rico que era 100 veces más fuerte de lo que es ahora. 


Así que por eso es por lo que hay que hablar de interseccionalidad, porque los derechos en sí mismos sin base histórica sin contexto cultural, sin que las experiencias de las personas que estuvieron allí han sido la punta de lanza de nuestras prácticas. Es inherentemente reproducir el capitalismo, el patriarcado y el racismo. Esa es la importancia de sostener estas conversaciones y que seamos nosotres quienes vengamos aquí a apalabrar nuestras experiencias. Por ejemplo, en Puerto Rico tuvimos recientemente, porque Puerto Rico ahora mismo está siendo dominado por una derecha ultrareligiosa, hemos luchado el acceso al aborto, luchando el acceso a las personas trans a tener derecho a decidir, apoyo en sus transiciones médicas, apoyo para determinar si las desean o no, porque ser una persona trans no lo define tu proceso médico, sino tu experiencia de vida. Ahora mismo tengo un binder puesto que me tiene asfixiade porque esta es mi experiencia trans. 


Y unos proyectos de ley que querían quitar el aborto, pero en la colonia es una cosa interesante porque en Puerto Rico el código penal de Puerto Rico dice que el aborto es ilegal y penalizado hasta con tres años de cárcel. Pero como Roe v Wade es una ley federal esto es lo que hace el aborto legal en Puerto Rico. Una vez la ley federal cambie, nosotres tenemos que acogernos a nuestro código penal, esa es la lucha que tenemos en el país. Dentro de esa lucha, el acceso al aborto en Puerto Rico es inaccesible, solamente hay dos a tres clínicas y todas ubicadas en el área de San Juan. Entonces cuando nosotros hacemos nuestro activismo es importante hablar de que el derecho al aborto no es unico,  tiene que ser accesible a personas negras, tiene que ser transinclusivo y cuando nosotres fuimos ha hablar y hacer una investigación con las personas que proveen los doctores que son hombres, les preguntamos "oye ustedes atienen personas que no se identifican como mujeres". Y ellos nos dijeron "ah ¿tú dices esas que quieren que las llamemos José y que se llaman Josefá? pues sí la atendemos" ¿Pero en qué condiciones las personas trans o una persona negra pueden tener un aborto? ¿Es eso suficiente? ¿Tener acceso a un aborto cuando el proceso es completamente deshumanizante? ¿Ese es el propósito de la lucha de los derechos humanos? ¿Tener acceso a derechos que nos deshumanizan en el proceso? Esa es la importancia de nosotres estar aquí sosteniendo esta conversación, para que no sea en un vacío existencial de teoría sino radical en las cuerpas que vivimos y defendemos nuestros territorios. 


Así que con eso quería concluir un poco es parte, para conectarla porque uno de los proyectos que tiene L'Orangelis es la exhibición de Cíclica que la pudimos ver en el quinto piso. En la edición anterior se incluyeron les cuerpes de personas trans y no binaries como cuerpes menstruantes, en esa ocasión. En esa exhibición, fue la primera vez que nosotres tuvimos casi un grupo focal, de apoyo, de conversar como personas trans nuestras experiencias. Para hacer un redondeo, si había cinco personas, de esas cinco tres habíamos sido sobrevivientes de endometriosis. Tres habíamos tenido intervenciones quirúrgicas en nuestros cuerpos a costa de la endometriosis. Tres habíamos sido medicades con medicamentos como [¿luprón?] que induce una menopausia en nuestres cuerpes. Y esa fue la primera vez que pudimos conversar y apalabrar nuestras experiencias y sacar la vergüenza de nuestros procesos. Porque eso es lo que hace muchas veces el feminismo blanco, que sintamos vergüenza de nuestros cuerpos y nuestras experiencias.


Gracias la educación menstrual, gracias a que L'Ora nos conversó sobre la copa menstrual, descubrimos que procesos como las copas menstruales ayudan a bregar con la disforia de género. Porque ya no te tienes que poner una toalla sanitaria, ya tú no te tienes que meter un tampón allá adentro, ya tú puedes tomar control de tu menstruación incluso en un cuerpo no binario. Esas son herramientas de poder que necesitan nuestras comunidades para empezar a organizarse y apalabrar elles mismes sus necesidades y cuáles son las políticas que mejor atienden sus cuerpes y sus experiencias. Así que gracias.


[Aplauso]


LTN: Estos son los espacios que queremos seguir generando, que estamos haciendo un montón para sostener, sostener espacios como Cíclica conlleva un montón de trabajo. Algo que yo veo en las personas negras es que aprendemos a hacerlo todo. Aprendemos a escribir propuestas, a hacer páginas web. Aprendemos a curar exhibiciones de arte, hacemos artesanías para recaudar fondos. Esas primeras exhibiciones se dieron gracias a que yo hago velas, jabones y camisetas. Y esa fue la manera en la que yo logré recaudar dinero para poder generar esas exhibiciones. En las exhibiciones y en los encuentros que se realizan, son libre de costo, el trabajo de conseguir el dinero lo pasamos, lo paso yo, una persona negra para que otras personas puedan contar sus historias. Así que las personas negras no solamente hacemos espacio para contar nuestras historias, sino que hacemos espacios para que otras personas vengan y también se compartan sus experiencias.


Así que de momento cuando pienso en todo el trabajo que se hace y el trabajo comunitario de respuesta rápida ¿Quiénes son las personas que están en la base y en la raíz sosteniéndolo? Y usted se va a dar cuenta que muchas veces son personas negras y personas racializadas. Así que cuando hablamos de los espacios que creamos, nuevamente, ¿de qué mujeres estamos hablando? ¿Y cómo estamos sosteniendo y apoyando a esas mujeres? De momento tiro una pregunta para ustedes, ¿cómo usted está apoyando a la gente negra en su país? ¿En su comunidad? ¿Cómo usted está apoyando materialmente más allá del share, del like? ¿Cómo usted está ayudando a la gente negra a sostener los espacios para contar sus historias? ¿Qué es lo que está? ¿De qué mujeres estamos hablando cuando hablamos de menstruación y educación menstrual? ¿De decolonialidad? 


D: Si alguna persona negra quiere decir algo, comentar o añadir algo.


[Pregunta y aportación del público.]


LTN: Yo espero que este espacio y esta conversación sea más seguida y desde ella se pueda seguir generando más espacios para hablar de la menstruación en las personas negras. Espero que más personas negras nos podamos encontrar, que nos podamos conocer y compartir nuestras historias y si hay que hacer algo para nosotres lo hacemos. Gracias. Gracias por escucharnos, la exhibición estará en el sexto piso hasta mañana. En Puerto Rico vamos a tener un encuentro en octubre. Quien pueda llegarle, están invitades; también va a haber un encuentro residencial después del encuentro en la UPR en Rio Piedras. Así que quienes quieran llegarle y conectar se pueden comunicar conmigo o con Dania. Y seguimos. Porque si no nos documentamos nosotres, otras personas van a seguir contando nuestras historias.



190 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page